Anuncios:

Ponencia

Puntos de Cultura en la provincia de Goiás: la invención de la política cultura

Parte del Simposio:

SP.7: Antropologías de las políticas culturales en nuestra América diversa

Ponentes

Pablo Lopes

Universidade Federal de Goiás

La construcción histórica de las políticas culturales en Brasil guarda influencia de un sistema colonial que se basa en “llevar cultura” a quienes no la poseen. Esta visión del estado salvador que en lugar de asegurar el derecho a la creación se vincula a la dinámica de la obligación impuso durante mucho tiempo estéticas diferentes de las prácticas culturales comunitarias.
Los primeros experimentos de un programa cultural que tiene en lo comunitario y lo ancestral el origen de la autoexpresión, los Puntos de Cultura no aparecieron como un dispositivo del estado nacional, sino como sellos de prácticas culturales comunitarias que ya existían.
En la frontera, la Cultura Viva Comunitaria se convierte en una categoría fundamental para el pensamiento fronterizo y el establecimiento del concepto de Punto de Cultura en la relación entre el estado y la comunidad. Se reelabora la estructura colonial, en lugar de “llevar” cultura, surge “crear” cultura. Parece proponer la legitimación de estéticas y políticas diferentes de las del proyecto europeo.
En su discurso sobre el colonialismo, el poeta Aimé Césaire denuncia la moral y los valores de la maquinaria europea que explora naciones enteras. Es un emprendimiento odioso practicado a través del etnocidio contra las poblaciones del continente africano. Aimé se opone a la narrativa de defensa de Europa y nos alerta desde el inicio del discurso: “…una civilización que se revela incapaz de resolver los problemas que su funcionamiento suscita es una civilización en decadencia”. (Césaire, p. 13). De esta manera, transforma la estructura de pensamiento de la práctica colonial en una práctica colonialista interna o de cosificación y “sociedades vaciadas de sí mismas, culturas pisoteadas, instituciones minadas, tierras confiscadas, religiones asesinadas, magnificencias artísticas aniquiladas, posibilidades extraordinarias suprimidas”.
Por lo tanto, la política cultural basada en la comunidad parece ser el ejercicio fundamental de liberarse de las macro-narrativas y sus dialécticas características en cada campo, nos coloca, antes que nada, en un espacio fronterizo que permite el ejercicio de contra-narrativas establecidas en un proceso decolonial. “La descolonialidad no consiste en un nuevo universal que se presenta como lo verdadero, superando todo lo previamente existente; más bien, se trata de otra opción. Al presentarse como una opción, lo decolonial abre un nuevo modo de pensar que se desvincula de las cronologías construidas por las nuevas epistemes o paradigmas”.
De esta manera, la invención de la política cultural en Brasil comienza con los Puntos de Cultura.
Sin embargo, no hay un solo Brasil. Es necesario hablar de los Puntos de Cultura en la provincia de Goiás.