Anuncios:

Ponencia

Oncología emocional: Reflexiones en torno al horizonte sentimental de profesionales en salud.

Parte del Simposio:

SP.20: Problemas, debates y desafíos actuales en el campo de la antropología de la salud latinoamericana

Ponentes

Rodrigo A Ruiz-Lurduy

Fundación Universitaria del Área Andina

Los profesionales en salud que laboran en unidades de cáncer suelen estar expuestos a situaciones estresantes y a sufrir agotamiento emocional al enfrentar escenarios como la comunicación de malas noticias, el fallecimiento de algunos pacientes, las reacciones al diagnóstico y tratamiento de familiares de los enfermos, la precariedad laboral y las falencias del sistema de salud. Por lo regular, la vida emocional de estos profesionales pasa desapercibida en las investigaciones sobre cáncer, dejando de lado lo que sus experiencias nos dicen sobre la constitución del horizonte emocional en la interacción cotidiana con cuerpos tratados en unidades de oncología. Durante tres años se exploraron y analizaron las experiencias de médicas/os oncólogas/os y de otros profesionales de la salud que laboran en unidades de cáncer en Colombia ante vivencias de agotamiento y estrés en el manejo de pacientes a través de entrevistas semi-estructuradas y ejercicios en campo, con el objetivo de profundizar en sus horizontes emocionales y dar cuenta de las tensiones entre su vocación profesional y el sistema de salud. Si bien, hay un campo fértil en la antropología médica, el tema de las emociones de profesionales inmersos en un sistema de salud científico-técnico se ha trabajado poco en Colombia; esta investigación buscó abrir un camino entre muchos para dar cuenta de los tejidos sentimentales y comprender de manera sucinta su constitución. Según las entrevistas y el trabajo de campo, los contenidos explorados sobre la emocionalidad de los oncólogos en la relación con sus pacientes, la enfermedad y el sistema de salud, estructuran sus experiencias vividas en un núcleo central, definido por las emocionalidades que produce el compromiso profesional, mediado por el humanismo; un núcleo de base, definido por las emociones que produce el sistema de salud, en sus componentes de burocracia y de condición laboral; un núcleo expresivo, definido por las emociones que se producen en la interacción con los pacientes y que se organizan en proyección o en transferencia emocional; y un núcleo de control emocional, en los que las emociones se procesan en dispositivos de afrontamiento o en resiliencia. Reflexionar a fondo sobre estos hallazgos desde la antropología, es otra tarea que se espera de este trabajo.