Anuncios:

Ponencia

Memorias en tensión

Parte del Simposio:

SP.72: Antropología, violencia y paramilitarismo. Lecturas desde los contextos de América Latina y el Caribe

Ponentes

Eliézer Díez Becerra

Universidad de Santander

Cristiam Orozco

Sofia Fuentes Junco

En el año 2002, en la comuna 13 de Medellín, Colombia, tuvieron lugar doce operaciones militares contra grupos insurgentes. Estas acciones, coordinadas por el Estado en colaboración con grupos paramilitares, resultaron en numerosas infracciones al Derecho Internacional Humanitario y violaciones a los Derechos Humanos, generando un impacto devastador que dejó incontables víctimas tanto directas como indirectas. Las incursiones paramilitares en la Comuna 13 generaron diversas experiencias para los habitantes de este sector de la ciudad, dando lugar a una multiplicidad de memorias. El trabajo que actualmente adelantan la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD), ha develado las tensiones que emergen entre las diferentes memorias que se configuran al rededor de este hecho victimizante.

Las operaciones militares ocurridas en 2002 marcaron un punto de inflexión que trasnformó los repertorios de violencia en la comuna 13, transitando desde un conflicto armado plenamente articulado hacia una dinámica de conflicto social caracterizado por la presencia de una serie de violencias urbanas con una arraigada herencia paramilitar que, en la actualidad, se han visto invisibilizadas por el fenómeno turístico en el que se ha convertido la comuna 13. Además, en Colombia ha existido una tendencia generalizada a invisibilizar el conflicto armado acaecido en las áreas urbanas, utilizando los medios de comunicación como reproductores de un discurso estatal que mientras que glorifica la lucha contrainsurgente, pretende negar la existencia del conflicto armado.

El propósito de esta ponencia es exponer los procesos de construcción de memoria en torno a la operación Orión, abarcando su amplio espectro de posibilidades. En este sentido, Bastide (2016) propone no entender la colectividad como un grupo, sino como un sistema de interrelaciones de memorias individuales que se tejen dentro de un grupo social, a partir de allí, se busca analizar cómo esta interrelación de memorias individuales está atravesada por múltiples factores sociales y culturales que, a su vez, generan tensiones en diversas direcciones: víctimas, victimarios, violencias y proceso de paz. El análisis de esta red arroja luces sobre cómo repercuten estas tensiones en el universo social de la comuna 13 de Medellín y cómo las acciones enmarcadas en los procesos de construcción de paz responden a esta red de memorias.

Las apuestas por la memoria colectiva que han emergido en la Comuna 13 de Medellin, han generado fenómenos que inciden en la compresión y el abordaje de las diversas formas de violencia que persisten en el territorio. En este sentido, la mercantilización y naturalización de las violencias, así como la emergencia de conceptos como “el derecho a ser buscado” son fenómenos que, juntos con las tensiones de las memorias, pueden ser estudidados desde de la Antropología a partir del reconomiento de la diversidad humana como eje fundamental del quehacer antropológico.