Anuncios:

Ponencia

Lazos afectivos y profesionales en el encuentro intergeneracional de dos antropólogas mexicanas

Parte del Simposio:

SP.41: Genealogías de las antropologías feministas y de género en Latinoamérica y el Caribe

Ponentes

Mary R. GOLDSMITH CONELLY.

Universidad Autónoma Metropolitana de Xochimilco

Mexico

En esta ponencia, propongo explorar la construcción de lazos académicos y afectivos entre mujeres, integrantes de distintas generaciones de antropólogas mexicanas, con el fin de contribuir a las reflexiones sobre las genealogías de las antropologías feministas y de género.

Abordo estas cuestiones a partir de un estudio de caso: la relación entre la Dra. Beatriz Barba Ahuatzin (de Piña Chan) y la Dra. María de Jesús Rodríguez-Shadow, quienes durante cuatro décadas, compartían el espacio laboral de la Dirección de Etnología y Antropología Social (DEAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Barba Chan (n. 1928) fue una de las mujeres pioneras en el campo de la antropología, al empezar sus estudios de arqueología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) en la década de 1950. En contraste, Rodríguez Shadow nació a principio de los 1950 y cursó la carrera de arqueología en la ENAH a finales de los 1980, elaborando la tesis “La mujer azteca”, su primer texto sobre las mujeres.

Si bien hay treinta años de diferencia entre las edades y el inicio de sus carreras en la antropología, Barba Ahuatzin y Rodríguez-Shadow fueron unidas por una amistad y posteriormente por su colaboración como investigadoras, la que dio como fruto diversas publicaciones en el campo de la antropología de género y antropología de la mujer. Entre estas: Las mujeres en Mesoamérica prehispánica (2007), Antropología de las mujeres en México (2014) y Trabajo y violencia: perspectivas de género (2015). Rodríguez Shadow creó el Centro de Estudios de Antropología de la Mujer; paulatinamente Barba Ahuatzin se incorporó al CEAM y lo presidio hasta su fallecimiento en 2021.

En esta ponencia, examino las experiencias, los diálogos y las colaboraciones entre Barba Ahuatzin y Rodríguez-Shadow. Problematizo las categorías de intergeneracionalidad, mentora, maestra, alumna, madre (simbólica); hija (simbólica) e innovadora intelectual y política. Planteo que ensayaron prácticas solidarias de reconocimiento, entre ellas y otras colegas.

Finalmente, a lo largo de este recorrido me situo como amiga, colega, profe-alumna de ambas.