Anuncios:

Ponencia

LA COMIDA CEREMONIAL DURANTE EL RITUAL DE LA “SIEMBRA DEL AGUA”, EN SAN PEDRO DE CASTA, LIMA-PERÚ

Parte del Simposio:

SP.24: Sacralización de la comida y ritualización del comer como estrategias de superación de desigualdades en América Latina

Ponentes

Hernan Cornejo Velázquez

Universidad Nacional Mayor San Marcos

Perú

El ritual de la “Siembra del Agua”, es una ceremonia compleja donde los últimos campesinos de Lima, rinden culto al dios “Wallallo”, y visitan antiguas “paqarinas” sagradas, para conversar y suplicar a las deidades, les provea de abundantes lluvias y suficiente agua para irrigar sus campos; y también durante una semana, realizan labores de “limpieza” de los canales de irrigación, cuyas aguas servirán para proveer de agua, a la gigantesca ciudad del Lima.

En la laguna Pampacocha, se realiza el ritual principal con mucha solemnidad y expectativa, y también se escucha los buenos anuncios y augurios del sacerdote andino; luego de ello, las autoridades comunales ordenan el inicio del Comida Ceremonial, donde más de dos mil campesinos y visitantes van a compartir en tres grandes círculos. La comunidad Huinco, se ubica en la parte norte; los comuneros de Kumpi, en la parte sur; al oeste la comunidad de Maykuay; y junto a la paqarina las Autoridades Comunales y el sacerdote andino. Es el momento en que las mujeres casteñas, extienden sus manteles blancos bien bordados y se encargan de ofrecer centenares de platos tradicionales en base a papas, maíz, trigo, habas, olluco, quinua, y carnes de cuy, gallina, y res; y sirven en cántaros chicha de maíz. Además, se produce un extraordinario intercambio de platos horneados, guisos, estofados, chicharrones, panes, y frutas entre los comuneros. La abundancia de comida y muestras de hospitalidad sirven simbólicamente para mostrar a los dioses tutelares el agradecimiento anticipado de los alimentos y la reciprocidad que esperan recibir luego una semana intensa de ritos, ruegos y plegarias.

Esta ponencia va explicar el simbolismo dual de la comida de la ceremonial, relacionados con las cualidades sensibles y oposiciones binarias de las preparaciones, que se expresan en platos horneados-Guisos y estofados; frío-caliente; agrio-picante; dulce-salado; además, de las cualidades imaginarias y cosmológicas del eterno retorno al rito, a los orígenes y la sacralización de la comida. También, los aspectos funcionales de la voluntad de los comuneros de continuar con las tradiciones, el cuerpo de creencias, y el reforzamiento de las identidades. Igualmente, las diferentes formas de cohesión y reconocimiento de los “Ministriles” como autoridades del agua; y también va explicar las formas de tensión y sanción a los comuneros ausentes. Al final, se interpretará los aspectos emocionales de la despedida al más antiguo comunero, y el milenario canto de las “huaylinas”.