Anuncios:

Ponencia

Etnografiando la protesta urbana en el Chile de la revuelta. Espacios e interacciones insurgentes desde la movilización social.

Parte del Simposio:

SP.39: Etnografías de la/en la vida urbana: territorios, espacios públicos y vulnerabilidades sociales

Ponentes

Nicolás Orellana Águila

Escuela de Sociología y Trabajo Social, Universidad Academia de Humanismo Cristiano

Durante los últimos años, en diversas ciudades y países se han producido levantamientos populares, estallidos o revueltas, donde multitudes descontentas salen a las calles para protestar en contra de sistemas de dominación que se tornaron intolerables. Con múltiples causas y también estrategias, la protesta propiamente tal deviene un objeto de estudio relevante, porque implica no sólo racionalidades abstractas (demandas expresadas en contra de los sistemas de dominación), sino porque también las protestas resignifican, entre otros elementos, los espacios, las performances, y las interacciones. Es lo que sucedió en Chile desde el 18 de octubre de 2019: un levantamiento popular que inició en Santiago, que rápidamente se extendió por todas las ciudades importantes del país, y que se extendió por cinco meses, sólo frenado por la crisis sanitaria del covid-19 el viernes 13 de marzo del 2020.
Etnografiar la protesta y los procesos de movilización en estos contextos se torna, por tanto, relevante cuando intentamos describir en profundidad las prácticas contestatarias y sus significados situados, entregando comprensiones que difícilmente se pueden recabar de otros modos. En esta propuesta propongo modos de acercamiento para una descripción densa y situada de las protestas de la revuelta de octubre de 2019 en Chile, en escenarios altamente tensionados, como los enfrentamientos de la llamada “Primera Línea” con las fuerzas represoras.
Junto con la consideración de aspectos prácticos para etnografiar estos contextos (aprender a moverse, a registrar, a ciudar-se), profundizo en tres dimensiones que una etnografía comprometida y activista de la protesta puede develar y profundizar: la producción de contraespacios o espacios diferenciales, la escenificación de performances contestatarias, y la configuración de interacciones potencialmente insurgentes. Develar estas significaciones permitiría comprender las tramas de sentido de la protesta contemporánea, observar si estamos en presencia de un eventual transformación del repertorio de protesta urbana en Chile, y también observar cómo se articulan las protestas en la Plaza Dignidad como espacio insurgente, con activismos que van más allá de la protesta misma, extendiéndose a las vidas y espacios cotidianos de quienes protestan para transformar la lógica de subordinación social, cultural, territorial y política.