Anuncios:

Las culturas escolares practicadas por niñas

Muestra de fotografía etnográfica documental

Modalidad:Virtual

Susana Ayala Reyes , Guatemala y Bolivia, 2022.

Las niñas presentan mayores posibilidades de abandonar la escuela cuando terminan la educación básica debido a que se insertan a la vida laboral, son requeridas para apoyar las tareas domésticas o se convierten en madres a temprana edad. Esta serie fotográfica se ubica en el eje de Desigualdades con el fin de comprender la cultura escolar desde la participación de ellas en prácticas de juego, disputa y trabajo en el aula, en relación con la materialidad de la escuela como detonadora de experiencias y conocimientos.

Muestro imágenes de tres escuelas con recursos limitados y espacios precarios. La primera es una escuela indígena en la región de Baja Verapaz Guatemala, los estudiantes son mayormente hablantes bilingües del español y la lengua maya achi. La segunda escuela está ubicada en el Beni Bolivia, ciudad media donde convergen hablantes de varias lenguas amazónicas y muchas de las familias se dedican a la zafra de castaña. La tercera escuela también del Beni, se encuentra en una comunidad rural hablante de la lengua kabineña. 

Susana Ayala Reyes es antropóloga lingüista por la Escuela Nacional de Antropología e Historia y doctora en Investigaciones Educativas por el Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados en México donde actualmente es profesora. Ha realizado estancias de investigación con aprendices de titiriteros en Java, Indonesia y en el Instituto Ibero-Americano de Berlín. Sus intereses de investigación giran en torno al lenguaje y la comunicación en los procesos educativos de participación, actuación, aprendizaje y desarrollo escolar y no escolar, en ello se implican el análisis de la interacción, la narrativa, el discurso y las políticas educativas con relación a la lengua. Sus trabajos de investigación se construyen, principalmente, mediante el uso de datos etnográficos narrativos y discursivos orales, visuales y escritos. También, vinculan la etnografía, la antropología lingüística y la historia.